Tuesday, September 22, 2020

Paavo Järvi graba las sinfonías de Franz Schmidt para Deutsche Grammophon

Scherzo
17.09.2020




Franz Schmidt (1874-1939) es en la actualidad una figura poco conocida por el gran público, pero en su momento fue una de las personalidades más respetadas de la escena musical vienesa. Tocaba con la misma habilidad el piano y el chelo. Como chelista, formó parte de la Filarmónica de Viena y de la orquesta de la Ópera bajo la batuta de Mahler, y fue también muy requerido como instrumentista de cámara. Profesor de piano, chelo y contrapunto en la Academia Imperial de Música y Arte Dramático de Viena, a partir de 1925 fue nombrado director y luego rector de la institución.

Contemporáneo de Schoenberg, mantuvo con el padre de la dodecafonía una relación amistosa sin por ello compartir sus ansias modernistas. La música de Schmidt se sitúa en la estela del romanticismo tardío, próxima a Richard Strauss, Mahler o Pfitzner. Estos rasgos conservadores decretaron a la postre su olvido como compositor junto con otra circunstancia que pesó como una losa sobre su recepción póstuma. Después del Anschluss, Schmidt aceptó una condecoración de las autoridades nazis y recibió de ellas el encargo de escribir una cantata titulada Resurrección alemana.

El catálogo de Schmidt incluye dos óperas, cuatro sinfonías, el oratorio El Libro con Siete Sellos, piezas concertantes para piano y orquesta, música de cámara y piezas para órgano. Aunque muchas de estas obras han sido llevadas ya al disco, faltaba quizá en la discografía de Schmidt un registro que consagrase definitivamente su figura. La publicación de la integral de sus sinfonías por parte de un sello como Deutsche Grammophon llena este vacío. Sus intérpretes son la Sinfónica de la Radio de Frankfurt y el director Paavo Järvi. En el mismo álbum se incluye también el célebre intermezzo de la ópera Notre Dame.

Schmidt parece ser un asunto de familia en casa de los Järvi. Neeme Järvi, el padre de Paavo, grabó hace más de dos décadas estas mismas sinfonías para el sello Chandos.



No comments: